Cuidados y recomendaciones sobre los detectores de gases en ambientes de trabajo

Los detectores de gases son equipos electrónicos diseñados para ser usados en diversos ambientes de trabajo y pueden ser expuestos a condiciones ambientales agresivas como: presencia de polvo, humedad, salpicaduras, temperatura, impactos, sobre exposición a los gases o presencia de contaminantes de los sensores, etc.

Si bien cada marca y modelo posee especificaciones técnicas particulares que les permite y garantiza su funcionamiento en condiciones difíciles, debemos seguir algunas recomendaciones y tener ciertos cuidados para contar con un equipo confiable y extender su durabilidad o tiempo de vida útil.

Algunos de los cuidados básicos:

  • Inspección física rutinaria del estado externo de: carcasas, pantalla, ganchos de sujeción, filtros, etc.
  • Prueba de funcionamiento u operatividad, alarmas (visuales, audibles y/o vibratorias).
  • Indicativo de errores o señales de advertencia en pantalla.
  • Verificación de respuesta de los sensores usando un gas patrón trazable (certificado y vigente); de ser necesario y siempre que la comprobación o verificación no sea exitosa, el detector debe ser calibrado necesariamente.
  • Mantenimiento y certificación del equipo en períodos determinados y de acuerdo con las condiciones de uso, la buena práctica y siguiendo las recomendaciones del fabricante, debe realizarse de manera semestral; en todos los casos por lo menos una vez al año.
  • Pero, ¿por qué es importante calibrar mi equipo de detección?

Los sensores en los equipos de detección se deben calibrar periódicamente debido a que:

  • Existe una degradación paulatina y natural del elemento sensor y por lo tanto una desviación de la medición.
  • Muchas veces las mediciones se ven afectadas por las variaciones de temperatura, humedad, y altitud del ambiente en el lugar donde un equipo es usado.
  • La presencia de otros gases llamados interferentes en el ambiente también puede afectar el desempeño del sensor.

Por estos motivos, es importante tener un programa de mantenimiento y calibración que minimice el riesgo de falsas alarmas o de pérdida de sensibilidad de los equipos de detección, de esta manera aseguramos que nuestras operaciones sean lo más seguras posibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias